Consejos para cuidar un tatuaje recién hecho

Los tatuajes son parte de un estilo de vida, algo que nos define y que lucimos orgullosos porque representa gran parte de nuestra personalidad.

Sin embargo, hay algo que debemos tener en cuenta siempre, que es nuestra salud.

El proceso de cuidado de un tatuaje es incluso tan importante como el de selección o realización del mismo.

¿Por qué?

Porque está en juego nuestra salud, y eso es lo más importante para nosotros. Sobra decirte que un tatuaje mal cuidado puede dar lugar a secuelas como estas, y no deseamos para nada que esto te ocurra a ti.

Es por eso que hemos decidido redactar este artículo para indicarte los cuidados más importantes de un tattoo tras su realización.

Como curar bien un tatuaje

curacion de un tatuaje

Inmediatamente después de la realización de un tatuaje, se deben seguir ciertos pasos recomendados para garantizar un tatuaje preservado y bien curado.

La correcta cicatrización es la principal meta, así que se debe respetar su proceso natural.

Es recomendable aplicar cremas antibacterianas, hidratantes y antiinflamatorias sobre la piel del tatuaje, que aún estará algo roja e inflamada.

Además, una vez realizado el tatuaje te colocaremos un vendaje plástico transparente para aislar la piel de cualquier tipo de contacto exterior (rozaduras con la ropa, gérmenes, etc.).

Vendaje, limpieza, secado y pomada.

En primer lugar, el vendaje debe ser retirado y cambiado aproximadamente entre dos y cuatro horas después de haber sido colocado. Como hemos comentado anteriormente, la intención es mantenerlo aislado de gérmenes, bacterias y polvo.

Este vendaje evitará la infección de la zona tatuada.

Una vez en casa, ya podrás retirar este plástico protector.

Es muy importante que el tatuaje respire. 

Antes de proteger nuevamente tu tatuaje, se debe lavar con agua tibia o fría y un jabón con ph neutro.

En este paso no es recomendable el uso de esponjas o paños, se sugiere tan solo el uso de las manos limpias para masajear y limpiar cuidadosamente la zona.

Para secar, deberás dar pequeños toquecitos con papel de cocina sobre el tatuaje y dejar que reciba algo de aire para completar el secado.

Es importante que no restriegues ni seques como si fuera la mesa de tu casa. Esto podría infectar tu tatuaje o interferir en el correcto proceso de cicatrizado.

Ahora se debe proceder a aplicar una capa de crema antibacteriana y antiinflamatoria que humecte la zona.

Estos son entonces los mínimos cuidados de un tatuaje recién hecho y éste proceso se debe repetir tres veces por día.

Llegará un momento en que la cicatrización haya avanzado lo suficiente como para que ya no sea necesario cubrir el tatuaje con el plástico. Esto permitirá la regeneración del tejido de una forma más acelerada.

tatuajes en la espalda

Productos recomendados para los cuidados de un tatuaje recién hecho

Se puede decir que existen productos indicados para la curación de un tatuaje.

Se recomiendan las cremas ricas en vitaminas como B3 y B5, pues estas ayudan a estimular el colágeno y la elastina de la piel, ambas proteínas estructurales que favorecerán no solo la cicatrización sino la preservación del tatuaje.

Para ello es bueno consultar a farmacéutico o revisar la composición de varios productos dermatológicos, así pues todo aquello que contenga ácido Pantoténico, Pantotenato o Pantenol será la misma vitamina B5, mientras que la vitamina Bpodrá aparecer con el nombre de vitamina PP, Niacina o Acido Nicotínico.

Estas cremas nutren e hidratan la piel y se recomiendan aplicar durante tres a cuatro semanas después de hacerse un tatuaje con la intención de evitar irritación y comezón o prurito.

Basta con la pomada que te ofrecemos en nuestro estudio para que cuides tu tatuaje y cicatrice correctamente.

Recomendaciones adicionales

Recomendamos que uses prendas de vestir que no desprendan pelusa ni ningún tipo de restos de material textil que pudieran contaminar la zona.

Siempre que vayas a vestir alguna prenda que pueda llegar a rozar de forma excesiva el tatuaje, recomendamos que lo lleves vendado al menos 2-3 días después de haberte realizado el tatuaje.

Por otra parte, no se recomienda el uso de o de otros productos hechos a base de aceites minerales ya que su naturaleza oleosa o aceitosa impide la transpiración natural de la piel.

Lo que nunca debes hacer cuando tienes tatuajes recién hechos

En primer lugar, nunca se debe exponer la zona del tatuaje recién hecho al sol o a lámparas de bronceado. Tampoco es recomendable la excesiva humedad, por lo que el agua de mar, piscinas, saunas o spas están prohibidas recién hecho el tatuaje, dado su alto contenido de cloro y otros químicos ademas de contener gérmenes e impurezas.

Las costras que se forman durante la cicatrización nunca deben retirarse ya que son parte normal del proceso de regeneración. Rascarse o quitarlas dañará el tatuaje, además expondrá la zona a una infección.

No obstante, puedes llevar una vida normal: deporte, actividades que no expongan el tatuaje a lo que hemos comentado anteriormente, etc.

Lo más importante después de haberte realizado un tatuaje es que lo disfrutes y lo luzcas con mucho orgullo.

¿Algo más?

Si te ha gustado este artículo no te olvides de compartirlo, y sobre todo de seguirnos en las redes sociales. En Al Toccino estaremos siempre dispuestos a atender tus dudas y comentarios. Besitos de Mousy.

Deja un comentario

WhatsApp ¡Reserva YA!